16/09/92

>> Para mí el arte no comunica, en el mejor de los casos provoca un estado de comunión. Se dice que las obras son mensajes porque contienen un código que uno puede creer que desentraña, pero en definitiva nunca es tan específico. La producción artística, como la apreciación posterior, es un proceso que cada uno tiene que vivir a su manera. El artista hace una obra y en ese momento es transportado a un mundo que es simbólico, y por supuesto, después, los receptores de esa obra no van a dirigirse necesariamente al mismo. La comunión es un acuerdo de integración al juego que vos creés que la obra te propone.